Bookmaker artbetting.co.uk - Bet365 review by ArtBetting.co.uk

Bookmaker artbetting.gr - Bet365 review by ArtBetting.gr

Germany bookmaker bet365 review by ArtBetting.de

Premium bigtheme.net by bigtheme.org

El Dilema Ético de las Corporaciones

Claudia Gutierrez 12/07/2011 0
  • Influencia

El tema de las corporaciones se ha vuelto uno de los temas más controversiales actualmente. Se habla de que se han convertido en monstruos devoradores de pequeñas empresas que luchan por sobrevivir.

Familias como los Rockefeller, Rothchild, y en México Slim y Bailleres, por mencionar algunos son señaladas por sus actos anticompetitivos que ejecutan a la hora de hacer negocios. Los califican de monopolios y como abusadores de los consumidores.

Los hechos hablan por sí solos, estas empresas reciben exenciones fiscales, imponen candidatos políticos, ellos son los verdaderos amos y señores de los países, no solo en el nuestro si no a nivel global.

Debido a su capacidad adquisitiva y a su influencia en diferentes industrias, los gobernantes no pueden hacer nada contra ellos, o por lo menos ninguno tiene el valor.

Todos conocemos los hechos, pero el status quo sigue igual. Esto es debido a diversos factores. Falta de información considero es el número uno, la ignorancia siempre es el peor enemigo y en estos temas no es la excepción. Las personas ven lo noticieros, los cuales son manejados por los agentes de poder, nada es coincidencia de lo que sucede en la televisión o cualquier otro medio de comunicación, nadie se quiere enfrentar a estos magnates que los pueden destruir en un abrir y cerrar de ojos.

A mi me gustaría ponerlo en contexto, verlo desde otra perspectiva, desde la perspectiva ética. ¿Tú que harías? Si tú fueses el dueño o el presidente de una multinacional, donde tus decisiones valen millones de dólares y pueden costar miles de empleos. Donde tienes un grupo de inversionistas que te tienen bajo una presión constante para aumentar sus dividendos. Donde tú reputación y tu carrera están en juego, tu estilo de vida incluso. ¿Tú que harías?

Tienes en tus manos todo el poder para hacer lo que tú quieras, puedes manejar medios de comunicación, incluso comprarlos. Imponer presidentes en una nación, quitarlos si es necesario. Causar golpes de estado, explotar la naturaleza a tu antojo sin ninguna consecuencia, al contrario con una muy buena remuneración ¿Tú que harías? ¿Permitieras que el poder te consumiera? ¿O serías capaz de alejarte de él?

Al ver lo que sucede en los hechos, pienso que el hombre de forma intrínseca es egoísta, es su naturaleza, ha ido aprendiendo a serlo para poder sobrevivir, y en tiempos modernos se refleja en como una persona no puede llegar al poder sin ser consumido por el mismo, sea quien sea.

A veces me pregunto si realmente a las personas dueñas o encargadas de una corporación del tamaño digamos de Coca-Cola no le interesa nada más que hacer dinero, y en la práctica así es. Las corporaciones fueron hechas para hacer dinero y punto.

Al inicio de la era industrial no se midieron los impactos que las empresas tendrían en las personas y en el medio ambiente, ni mucho menos se llego a pensar el poder que adquirirían. Una empresa empezó a crecer y se fue enfrente a problemas que no sabía como resolver. Hubo muchas de ellas que perecieron en el intento, pero muchas sobrevivieron y las que lo hicieron fueron aquellas que fueron capaces de bajar sus costos, de hacer crecer la productividad, pero, ¿a qué costo?

Las condiciones de trabajo eran deplorables, no existían sindicatos y los derechos de los trabajadores eran nulos. Pero ahora que existe todo eso y más las condiciones no han cambiado mucho, solo en apariencia.

Hay una teoría que refleja el estado en el que vivimos de manera peculiar, “la analogía de la rana hervida”, si echamos una rana al agua hirviendo no servirá de nada, pues inmediatamente saldrá de un salto, sin embargo, si echamos la rana en agua fría y la llevamos a ebullición lentamente no lo notará, ya que será un cambio gradual y casi imperceptible, se irá acostumbrando a la temperatura del agua hasta perecer.

Del mismo modo que la rana, se dice que la erosión gradual de nuestras libertades civiles nos aboca a una pérdida acumulada, que habría podido evitarse. Sin embargo no fue así. Las corporaciones siguen su lucha por crecer y sobrevivir a costa de lo que sea y nosotros seguimos quejándonos pero en pasividad, como la ranas, y considero que es un status quo difícil de cambiar, ya que los hombres de manera intrínseca como lo comentaba mantienen una lucha de poder tanto con ellos mismos como con su entorno. Yo no estoy de acuerdo con las prácticas deshonestas que llevan acabo la mayoría de las empresas, con las explotaciones sutiles o capaces, pero me preguntó. Si tú o yo estuviéramos en esa posición, ¿todo fuera diferente? ¿Tú que harías?

Leave A Response »