Bookmaker artbetting.co.uk - Bet365 review by ArtBetting.co.uk

Bookmaker artbetting.gr - Bet365 review by ArtBetting.gr

Germany bookmaker bet365 review by ArtBetting.de

Premium bigtheme.net by bigtheme.org

México, ¿Un País Amigable Hacia el Emprendimiento?

Claudia Gutierrez 13/07/2011 0
  • Emprender

Se dice que la base económica de México son las MIPYMES (micro, pequeñas, y medianas empresas). Con 3.7 millones en operación actualmente según el INEGI (censo 2009), esto representa el 99% de las empresas en nuestro país.

¿Por qué este porcentaje tan alto de MIPYMES? ¿Por qué no pasan del pequeño negocio o de los “changarros”? Escuchamos muchas veces como se elogia la existencia de las MIPYMES y de su enorme aportación a la economía del país. Se habla de que son la fuente número uno de empleo, y lo son, pero esto no quiere decir que sea bueno que el 99% de nuestras empresas sean MIPYMES, al contrario, es una luz roja que nos esta indicando que algo esta sucediendo, que no hay crecimiento y mucho menos movilidad social.

¿Es México un país “amigable” hacia el emprendimiento? Para poder responder esta pregunta tendremos que tomar en cuenta varios factores; entre ellos el marco legal, contexto socio-económico, cultural, de seguridad, educación, salud y estabilidad política, entre otros.

En México la mayoría de las personas que emprenden son emprendedoras por necesidad y además de manera informal. Lo hacen por que no tienen otra opción, empiezan a vender mercancía sin permiso del gobierno ya que los múltiples impuestos les quitan demasiado y no están dispuestos a contribuir a un gobierno que no les ayuda en nada. Lo cual es razonable, pero debido a esto, no pueden pasar de lo informal a lo formal y establecer un negocio que sea competitivo, por que como dicen, “el negocio que no da para pagar impuestos no es negocio”.

Pagan tan poco las empresas actualmente que mucha gente prefiere tomar el riesgo de emprender e intentar formar algo propio, a entregar su vida a una empresa que consume casi todo su tiempo, donde el salario parece una broma de mal gusto y donde saben que no tendrán un desarrollo integral. Ya que no solo se trata de lo económico, si no del desarrollo como persona, el sentirse satisfecho con lo que se hace; tener suficiente descanso y tener un sueldo con el cual se pueda vivir sin presiones.

Todas estas características se creerían que son inherentes a un empleo, pero hoy en día parecen inalcanzables, por lo menos en este y en todos los países que no son del “primer mundo”.

Las leyes que rigen el contexto empresarial han sido hechas por personas (diputados, senadores, etc.) Que en su mayoría no tienen la capacidad para crear un marco legal que promueva la apertura de empresas y su consiguiente desarrollo. No se encuentran preparados para esta tarea y los que sí lo están, o simplemente no les interesa o van erigiendo las leyes según se los marquen los poderes fácticos.

Las mismas leyes están escritas en un lenguaje que no esta adecuado a las necesidades de las personas, pareciera que las escriben con el afán de que nadie las entienda. Considero que deben de ser escritas o por lo menos tener una presentación donde el lenguaje sea sencillo para su mayor comprensión.

Muchas personas cuando desean iniciar un negocio se desaniman al ver que si necesitan algún apoyo económico se encuentran con una cantidad de trabas que a veces no vale la pena continuar. Un ejemplo de ello es el micro-crédito. Si deseas un préstamo de digamos $5000, tendrás que presentar una cantidad de documentos y una serie de requisitos que parecen interminables. Si eres una MIPYME y deseas convertirte en proveedor del gobierno, más vale que seas hermano, primo o vecino de alguien que te pueda ayudar, si no, no pierdas tu tiempo.

Se promueve mucho más el emprendimiento hoy que en el pasado, es un hecho. Se organizan ferias de financiamiento, congresos, etc. Pero se necesita mucho más que eso. Se necesitan personas sanas, educadas y no personas que se encuentren sin muchas alternativas, que sea un emprendimiento opcional, no forzado, ya que muchas veces esto empuja a la informalidad, a los “changarros” y que no pasen de ahí.

Se requiere un cambio de fondo y crear leyes como lo decía al principio “amigables” al emprendimiento, para eso se necesitan comparaciones, ver que están haciendo los demás países, que les esta funcionando y que no. Así como se les dan una cantidad ridícula de exenciones fiscales a las empresas extranjeras que vienen y abren sus almacenes de ensamblaje o fábricas, de esa misma manera se necesitan las exenciones impositivas para las MIPYMES, no aumentos, como sucedió el año pasado al aumento a las REPECOS (pequeños contribuyentes).

¿Es México amigable hacia el emprendimiento? Le falta mucho por recorrer. En un contexto de violencia, de corrupción, de falta de oportunidades, y de escuelas de poca calidad, no puede ser un lugar muy amigable para nada, mucho menos para emprender. Pero es preferible tomar el riesgo si es posible, de iniciar lo tuyo a entregar tu vida a empresas donde en su mayoría no te van a valorar y donde no tendrás el desarrollo integral que necesitas.

 Cuando tengas tu empresa entonces iniciaras el cambio de paradigma que tanto se necesita, en lo que respecta al trato de los trabajadores, el respeto al medio ambiente y a los consumidores. Entonces estaremos formando un país amigable al emprendimiento y al empleo.

Leave A Response »